27 julio 2015

¿Quieres que tu hijo tenga una relación saludable con la tecnología? ¿Te preocupa que pase demasiado tiempo frente a las pantallas de entretenimiento?

¿Sí?

¡Pues infórmate sobre el funcionamiento, beneficios y riesgos de los dispositivos tecnológicos y de las aplicaciones que tus peques utilizan!

Sí, ya sé, es mucha información y tienes poco tiempo para buscar en Internet, leer, etc.

Por eso, y para ahorrarte algunas horas en investigación y lectura, resumiré aquí algunas sugerencias para que los menores aprendan a utilizar la tecnología de forma segura y saludable:

  1. Atención y comunicación: ¡Importantísimo! la infancia pasa muy rápido y es cuando nuestros hijos/as más nos necesitan y nos imitan, aprendiendo a relacionarse y a manejar sus emociones. Por eso es fundamental fomentar y mantener una comunicación constante, clara y respetuosa con ellos.
  2. Da ejemplo: “Si al niño se le deja largas horas imantado a una pantalla y si ve a sus padres haciendo lo mismo, estamos creando las condiciones para una relación enfermiza con la tecnología” afirma el doctor Richard Graham, psiquiatra en el hospital Capio Nightingale.
  3. Reduce riesgos: es preferible no dejar un dispositivo móvil a menores de 3-4 años por su seguridad física. Así reducimos la probabilidad de golpes, caídas, dolores musculares (manos, cuello y espalda) y la exposición a las ondas electromagnéticas.
  4. Fíjate en la edad: iTunes recomienda descargar apps para menores a partir de 4 años. Si el videojuego es para mayores de 18 años, por algo será.
  5. Monitoriza el tipo de páginas web que visitan tus hijos con programas de control parental que restrinjan el acceso a determinados contenidos y aplicaciones.
  6. Háblales y hazles ver los peligros que se pueden encontrar en la red y cuando acceden a juegos online.
  7. Contrarresta la tecnología con actividades físicas y sociales al aire libre, que también permiten desarrollar la empatía, como la práctica de deportes, juegos cara a cara y el contacto con la naturaleza.

Sugerencias para la gestión del tiempoPinkSandTimer

  1. Establece límites en el tiempo de uso que sean flexibles dependiendo de cada niño: la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda limitar el uso total de pantallas (TV, smartphones, tabletas, ordenadores, y juegos electrónicos como Wii, video consolas: X-box, Nintendo, PSP) como forma de entretenimiento infantil de la siguiente manera:
    • Para menores de dos años nada de pantallas ni exposición a la tecnología.
    • Niños de 3 a 5 años: uso restringido a una hora diaria.
    • Niños de 6 a 18 años: 2 horas diarias.
  2. Acuerda reglas sobre el uso de pantallas con fines lúdicos y educativos: los límites ayudan a los niños a hacerse responsables de las consecuencias de su comportamiento y les dan seguridad al dejar claro lo que sí y no pueden hacer. En familia podemos acordar unas normas de uso claras, que sean adecuadas a las edades y al entorno de los menores. Para que te sea más fácil poner estos límites utiliza una aplicación como Playtime Kid Crono.
  3. Establece horarios flexibles: el acceso a internet y las nuevas tecnologías no son prioritarias ni deben convertirse en su principal forma de ocio. Se recomienda no usar las pantallas (TV, ordenadores, tablets, teléfonos móviles, PSP, Wii) una hora antes de dormir para que no interfieran en el sueño. El cerebro necesita un tiempo para volver a la normalidad tras los estímulos recibidos durante el empleo de estos aparatos.
  4. Dedícales tiempo: la tecnología ofrece muchos beneficios pero no ha de convertirse en una niñera electrónica ni en un “silenciador infantil”.

Estos son los 11 pasos básicos para una relación saludable con la tecnología. ¡Si te ha gustado por favor comparte!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *